Sistema de Gestión Ambiental de la UMA
Huerto Docente
Rétame
Actividades
Apicultura 2020
Islas Verdes
Club Aula Verde

 

5 de Marzo - Día Mundial de la Eficiencia Energética

Hoy 5 de marzo se celebra desde hace más de 20 años, el día Mundial de la Eficiencia Energética. La eficiencia energética se enmarca como una de las estrategias fundamentales para avanzar hacia una sociedad sostenible, en la que los recursos, y especialmente los empleados para la producción de energía, sean renovables y en la que hagamos de estos recursos un consumo responsable y óptimo, alejado de los irracionales derroches tan comunes aún hoy día.

 

¿Cuál es su origen?

Esta fecha tiene su origen en una conferencia internacional celebrada en Austria en 1998 en la que se debatieron estrategias a llevar a cabo ante la posibilidad del futuro agotamiento de los combustibles fósiles. En esta conferencia se concluyó que es vital para la sociedad y para mantener nuestro nivel de vida, hacer un uso responsable y consciente de la energía.

 

¿Qué estamos haciendo desde la UMA?

Desde la Universidad de Málaga, a través del Vicerrectorado de Smart-Campus, llevamos a cabo diversas iniciativas y medidas para mejorar la eficiencia energética del campus y la concienciación de la comunidad universitaria con el consumo sostenible y responsable desde el ámbito de la educación, investigación y gestión.

Entre estas medidas, llevamos a cabo la rehabilitación de diversos edificios del campus con una mejora de la eficiencia energética, para conocer más acerca de estas medidas puedes consultar las siguientes noticias:

Así como, tenemos en cuenta la eficiencia energética como un requisito indispensable en la construcción de los edificios nuevos, los cuales están diseñados para reducir las necesidades del consumo energético, con ventilación natural y aprovechamiento de la luz solar en la medida de lo posible, todo esto combinado con de sistemas de control y gestión inteligentes que optimizan el consumo energético de climatización e iluminación. Si quieres conocer más acerca de la sostenibilidad y eficiencia de estos nuevos edificios puedes consultar las siguientes noticias:

 

¿Qué papel tiene la eficiencia energética en el desarrollo sostenible?

La ONU marca la eficiencia energética como una de las estrategias fundamentales para la consecución de 5 de los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible):

Es fundamental para avanzar hacia un sistema energético limpio y sostenible, apoyar iniciativas que mejoren el rendimiento energético. Como una de las metas fundamentales de este objetivo se encuentra duplicar la tasa de mejora de la eficiencia energética y también fomentar la cooperación internacional para la investigación y desarrollo de la tecnología relativa a las energías renovables y la eficiencia energética.

Uno de los puntos fundamentales para trabajar en este objetivo desde todos los países del mundo es la modernización de las infraestructuras de forma que se promuevan las tecnologías y procesos limpios que sean más eficaces y racionales a la hora de consumir los recursos, entre los que destaca la energía, necesaria y empleada en todos los procesos, desde la fabricación de productos, su transporte o la industria de la construcción. Buscar procesos más eficientes desde el punto de vista energético es una de las principales metas de este objetivo.

Este objetivo se fundamenta en la creación de comunidades más sostenibles. Entre sus metas relacionadas con la eficiencia energética están proporcionar sistemas de transporte seguros, accesibles y sostenibles, que sean eficientes desde el punto de vista del consumo, reducir el impacto ambiental negativo de las ciudades, a lo que puede ayudar considerablemente aumentar la eficiencia energética del consumo de los ciudadanos, y el apoyo de planes integrados que promuevan el empleo eficiente de recursos en las ciudades, recursos entre los que destacan agua y energía, por ejemplo, el empleo de sistemas  de alumbrado público inteligentes.

El consumo y producción sostenibles consisten en el fomento de uso eficiente de los recursos y energía. Entre las metas de este objetivo que se relacionan con la eficiencia energética, destacan la reducción de desechos mediante actividades como el reciclado, el cual conlleva un menor consumo energético que la fabricación de un nuevo producto, promover el desarrollo de la capacidad científica y tecnológica para avanzar hacia una producción y consumo más sostenibles, así como, lograr una gestión sostenible y eficiente de los recursos naturales, entre ellos los recursos energéticos.

El objetivo es la mitigación de los efectos del cambio climático limitándolo a 2 grados centígrados. Entre las metas relacionadas con la eficiencia energética están incorporar medidas relativas al cambio climático en políticas, estrategias y planes nacionales, entre las que se incluyen la reducción del consumo energético per cápita y la mejora de la educación y sensibilización respecto a la mitigación del cambio climático, la cual implica el cambio en los hábitos para optimizar nuestro consumo de energía en los hogares y lugares de trabajo.


¿Qué puedes hacer tú? 3 sencillos consejos para ser más eficientes energéticamente en nuestro día a día:

  1. Apagar todas las luces que no necesitemos, aprovechar la luz solar en la oficina, la universidad o en casa todo lo posible. El 15% del consumo energético a nivel mundial se consume en iluminación.
  2. Apagar y desenchufar todos los dispositivos que no estén en uso, tales como electrodomésticos, televisión, ordenadores, cargadores, etc. Estos dispositivos consumen poca energía en modo reposo, pero multiplicada por la cantidad de horas que pasan en este modo suponen cantidades notables de consumo energético en tu factura y en la del planeta.
  3. Mantener bien cerradas puertas y ventanas cuando estés usando la calefacción, aire acondicionado o estufas en verano o invierno. Así como, fijar en estos dispositivos la temperatura en 26ºC en verano y en 21ºC en invierno.

 

Una medida de eficiencia energética que seguramente no conocías.

Cada email supone 10 gramos de CO2 anuales emitidos a la atmósfera por la energía que consumen los servidores de los centros de datos, los cuales suponen ya más del 2% del consumo energético mundial y su crecimiento será exponencial. Por este motivo, mantener nuestro correo electrónico vacío, eliminando emails antiguos que ya no vamos a tener que usar o consultar, vaciando todo el spam y cancelando la suscripción a cada Newsletter que no empleamos puede ser una buena medida de ahorro y eficiencia energética.

 
0
0
0
s2sdefault