Logo UMA

Huerto Docente

Semana Verde

Actividades anuales

Material Reutilizable

Proyecto Islas Verdes

Las consecuenciás de la reciente recertificación de la Universidad de Málaga en cuanto al estándar UNE EN ISO 14001:2004 son numerosas, especialmente en materias de sostenibilidad e infraestructuras. Hoy nos recibe en su despacho el Dr. Carlos Rosa, Director de Secretariado de Obras, Conservación y Sostenibilidad.

 A niveles técnicos, ¿qué supone esta re-certificación para el alumno de la UMA? ¿Qué cambios se han hecho?

La re-certificación de la ISO no sólo supone una mejora de la calidad en las infraestructuras, también supone una mejora a nivel ambiental. Igualmente estamos hablando en materia de eficiencia de instalaciones, gestión y seguridad –por ejemplo - de los productos peligrosos.

Por otra parte, supone una garantía de que todos los procedimientos se hacen correctamente con respecto a la normativa, y que la maquinaria existente dentro de los procedimientos técnicos funcione correctamente. Eso es en lo que afecta al alumno en mayor medida, además – claro está -  del de la movilidad.

¿Qué garantías de seguridad tiene el alumno con respecto a la manipulación de residuos peligrosos?

El alumno tiene las garantías de seguridad que marca la ley. Como ya he mencionado, garantizamos que el procedimiento funcione de acuerdo a la normativa. Es decir: la normativa marca unos estándares, unos niveles de actuación. El cómo se hace ya depende de las organizaciones.

El poseer una normativa ISO ayuda a mejorar esos procedimientos, que sean más transparentes, y que además exista una formación adecuada con respecto a éstos. En cuanto a la modernización de los edificios de la universidad de Málaga, La UMA al ser una entidad pública no tiene un presupuesto propio. Tiene el que el Estado y la Junta de Andalucía le dan y sobre esa limitación presupuestaria priorizamos.

Por un lado, hay una serie de necesidades que vienen por parte de los propios usuarios. Por otro, una serie de exigencias, requisitos básicos que hay que ir cubriendo. Nuestras prioridades presupuestarias van de mayor a menor y vamos ajustando. Así, en primer lugar iría la seguridad y la dotación adecuada al alumno.  Luego, la investigación, luego los profesores.

Entonces, partiendo de la base de que existe un presupuesto limitado, ¿cómo se compatibiliza ésto con la mejora hacia unas infraestructuras sostenibles? 

Es una pregunta muy profunda (ríe). La primera pregunta sería: ¿Qué es sostenibilidad? Más que sostenibilidad, estaríamos hablando de un mantenimiento sostenible de las infraestructuras. ¿Qué entiendes tú por sostenibilidad?

Entiendo por “sostenibilidad”  todo aquello que se adecue y respete al máximo el medio ambiente…

En realidad la sostenibilidad es una palabra muy compleja. Es un acuerdo entre las personas que deciden estos niveles de calidad y medio ambiente en base a los recursos que existen. Un ejemplo: las personas quieren tener aire acondicionado. Es un estándar de calidad que todos hemos en la comunidad universitaria votado por tenerlo. ¿Pero es necesario? Es una decisión de la comunidad universitaria, igual que la electricidad. ¿El tener enchufes es una obligación de la universidad?

Es decir, el nivel de confort que pide la población aumenta las exigencias de recursos económicos y los del planeta. Cuanto más se pide, mas consumimos. Ahora, ¿cómo hacer que disminuya el uso de estos recursos? Primero, que la gente pida menos y en segundo lugar, hacer las instalaciones los más eficientes posibles.  

La situación ideal es exigir el máximo de calidad con lo mínimo posible de recursos no renovables. Pero para resolver esa ecuación hay que usar tecnología pero no hay recursos suficientes para traerla. Por un lado tenemos que llevar la sostenibilidad a unos niveles razonables en cuanto a la  calidad. Y en segundo lugar, tenemos que invertir en la medida de lo posible en tecnología para obtener una mayor eficiencia.

 

¿En qué está trabajando la Universidad de Málaga en temas de innovación y cómo esta re-certificación afecta a los proyectos que se están realizando ahora mismo?

A nivel colectivo hay varios proyectos de investigación sobre iniciativas relacionadas con la eficiencia energética y nuevos modelos autosuficientes que el Vicerrectorado de Campus y Sostenibilidad ha apoyado muchísimo.  Un ejemplo es el proyecto de investigación de la nueva casa solar.

Por otro lado concienciamos sobre la sostenibilidad a través de la formación. Y por último, en la medida de lo posible dentro de nuestros recursos intentamos que nuestros edificios laboratorio puedan desarrollar tecnología. Sin embargo, esta tecnología es muy cara. No porque ésta sea cara de por sí – que lo es - sino porque los edificios prototipos son muy caros.

¿Qué significa el concepto de “edificios prototipo”?

Son edificios donde se implantan nuevas tecnologías. Siempre hay un primer edificio en el que se implantan, pero ¿dónde se ensaya? Normalmente en edificios públicos porque no existen las mismas implicaciones que pudiera tener un cliente privado. En este caso el cliente es la Universidad de Málaga.

Y segundo, porque hasta hace unos cinco años, el Estado contaba con bastante presupuesto y ahora esto está muy limitado. ¿Cómo implementamos ahora estas políticas? A través de convenios con empresas o bien a través de proyectos de investigación, donde multiplicamos la financiación agrupando diversos proyectos donde podamos aplicar estas tecnologías. La universidad se convierte en ese laboratorio en el que estamos deseando que vengan proyectos europeos de investigación donde nos den a probar nuevas tecnologías.

Se han hecho cambios energéticos acordes con el plan estratégico de la Universidad de Málaga – como por ejemplo, el cambio de las instalaciones de gas propano a gas natural. ¿Cuánto tardan en amortizarse todos estos cambios?

Las amortizaciones son muy complicadas de valorar. No porque no estemos haciendo el esfuerzo para ello,  sino porque no sabemos lo que va a costar la energía de aquí a dos años; entonces no es posible hacer una estimación. Ten en cuenta que las políticas de la factura de la luz van cambiando constantemente. También aquellas relacionadas con las placas fotovoltaicas: ya nadie quiere ponerlas. Entonces, ¿cómo puedo hacer una estimación de aquí a 10 o 20 años sobre la amortización de estas infraestructuras - que es normalmente el tiempo que se tarda en esto? Hay una gran incertidumbre cada vez mayor sobre ello, no podemos estimarlo.

Lo único que podemos saber es que necesitamos reducir la factura de la luz porque sí vemos que va en aumento. Invertimos para mejorar la eficiencia en los edificios pero acabamos pagando las mismas facturas, porque como no lo hagamos será imposible. Hablo de la luz porque es lo que conocemos, pero esto ocurre básicamente con todos los recursos.

¿Cómo se convierten las sugerencias de los usuarios en acciones? ¿En qué medida podemos colaborar para mejorar las infraestructuras universitarias?

Básicamente ayudando a mejorarlo. Sois usuarios y como usuarios uso adecuado y responsable de las instalaciones. Vosotros como alumnos podéis colaborar en un cierto campo, os toca ser usuarios y colaborar con propuestas que se puedan plantear. Aquí hay un Oficina de voluntariado que esta siempre abierto a proyectos. Desde hace dos años hacia aquí, abrimos el campus para proyectos educativos que precisen de estas infraestructuras – por ejemplo, los huertos urbanos.

El campus es grande, y hay lugar para poder participar. Estamos hablando de cuestiones relacionadas con el uso y gestión del espacio. Pero en cuanto a instalaciones es demasiado técnico y el alumno no puede participar. A nosotros como comunidad nos beneficia el uso responsable de las instalaciones. ¿Eso que supone? Pues tirar papeles en su sitio, no cargar mucho enchufe… Por poner un ejemplo, instalar enchufes nuevos supone a veces tener que cambiar la instalación completa. Son acciones de uso razonables que reducen la necesidad de carga eléctrica y nos beneficia a nivel de comunidad. El problema que hay es que el tema de las infraestructuras es muy amplio, y el usuario puede participar - en la medida de sus posibilidades-  en el tema de la gestión del edificio.

Desde tu experiencia a lo largo de los años, ¿Qué balance harías sobre la evolución que ha experimentado la Universidad de Málaga en cuanto a Infraestructuras? ¿Cuál es tu visión sobre la relación que existe entre Universidad y los organismos públicos?

El principal problema es que nos hemos encontrado en un periodo de crisis, entonces hay muy pocos recursos. Colaboración siempre hay. A nivel de sostenibilidad tenemos muy buenas relaciones con el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, a través del programa Eco Campus.

A nivel de infraestructuras, la Junta ha pagado prácticamente todas las obras del metro, lo que supone un progreso en la movilidad sostenible. A nivel de la mejora de los propios edificios no hay programas que financien o ayuden al avance energético de edificios públicos como tal. Por lo tanto, estamos en una situación de autosuficiencia: con los recursos que tenemos que nos va dando la Junta (De Andalucía) vamos planificando poco a poco.

Ten en cuenta que la Universidad es uno de los centros más complejos, similar a un hospital pero más complejo. Como tenemos una gran variedad de titulaciones impartidas, aquí se investigan desde física nuclear, parásitos en medicina hasta la resistencia de los materiales usando laser. La gama de infraestructuras que hay es tremenda, difícil de encontrar en cualquier otra investigación. De ahí la necesidad de tener una normativa ISO,  que nos obliga y nos ayuda a mejorar los procedimientos a seguir.

Boletín de Noticias

Enero 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Eventos próximos

Club Aula Verde

Puntos Limpios

Uso del Iglú Verde

Ubicación Contenedores

Residuos Peligrosos

Uso Contenedor AMARILLO

Universidad de Málaga
ISO Veritas

Redes Sociales

¡Atención!

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Saber más

Acepto

Una cookie (o galleta informática) es una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario.

Sus principales funciones son:

  • Llevar el control de usuarios: cuando un usuario introduce su nombre de usuario y contraseña, se almacena una cookie para que no tenga que estar introduciéndolas para cada página del servidor. Sin embargo, una cookie no identifica solo a una persona, sino a una combinación de computador-navegador-usuario.
  • Conseguir información sobre los hábitos de navegación del usuario, e intentos de spyware (programas espía), por parte de agencias de publicidad y otros. Esto puede causar problemas de privacidad y es una de las razones por la que las cookies tienen sus detractores.

Las cookies pueden ser borradas, aceptadas o bloqueadas según desee, para esto sólo debe configurar convenientemente el navegador web.

 

Las cookies son utilizadas habitualmente por los servidores web para diferenciar usuarios y para actuar de diferente forma dependiendo de éstos.

Un uso de las cookies es identificarse en un sitio web. Los usuarios normalmente se identifican introduciendo sus credenciales en una página de validación; las cookies permiten al servidor saber que el usuario ya está validado, y por lo tanto se le puede permitir acceder a servicios o realizar operaciones que están restringidas a usuarios no identificados.

Otros sitios web utilizan las cookies para personalizar su aspecto según las preferencias del usuario. Los sitios que requieren identificación a menudo ofrecen esta característica, aunque también está presente en otros que no la requieren. La personalización incluye tanto presentación como funcionalidad.

Las Cookies se utilizan también para realizar seguimientos de usuarios a lo largo de un sitio web. El seguimiento en un mismo sitio normalmente se hace con la intención de mantener estadísticas de uso, mientras que el seguimiento entre sitios normalmente se orienta a la creación de perfiles de usuarios anónimos por parte de las compañías de publicidad, que luego se usarán para orientar campañas publicitarias (decidir qué tipo de publicidad utilizar) basadas en perfiles de usuarios.

 

 

Fuente: http://politicadecookies.com/ 

Scroll to top