Sistema de Gestión Ambiental de la UMA
Huerto Docente
Rétame
Actividades
Apicultura 2020
Islas Verdes
Club Aula Verde

Hoy, 17 de junio, es el Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la sequía. Los suelos del planeta son esenciales para el mantenimiento de la biosfera, así como para la regulación del clima. Realizan importantes funciones como ser sustento de las producciones agrícolas y ganaderas y de almacenamiento de carbono. Por su parte, el agua es, probablemente, la sustancia más importante para la vida, su disponibilidad es la razón de algunas de las guerras más encarnizadas de la historia.

Ecología, política, salud... ninguno de estos aspectos queda exento de la influencia del agua y los problemas que causa su falta son profundos y complejos. La desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Está causada, principalmente por actividades de origen antrópico y variaciones climáticas. Durante la próxima década, 50 millones de personas podrían ser desplazadas por la desertificación debido al cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales (a estas personas se las conoce como “refugiados climáticos”). De hecho, un 66% de la población mundial vive en zonas con escasez de agua durante al menos un mes al año, y ya son muchos los países que se ven afectados gravemente por la falta de agua, de lluvias y por la degradación del suelo. El concepto “Desertificación” puede llevar a error, este proceso no hace referencia al avance de los desiertos existentes.

Cada 17 de junio se celebra el Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía con el fin de concienciar acerca de las iniciativas internacionales para combatir estos fenómenos. Esta fecha sirve para recordar que se puede neutralizar la degradación de la tierra mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles.

Para Naciones Unidas, el tema de este año es "Alimentos. Forrajes. Fibras", de manera que se enlaza el consumo humano con la salud del suelo, potenciando que se modifiquen las actitudes públicas hacia la principal causa de la desertificación y la degradación de las tierras: la producción y el consumo incesante de la humanidad.

A continuación, te dejamos alguno de los Impactos más importantes de los alimentos, los forrajes y las fibras, según Naciones Unidas:

Alimentos

  • -En comparación con 2010, en 2050 se requerirán 593 millones de hectáreas más de terreno agrícola, una superficie que casi duplica el tamaño de la India.
  • -Mientras 821 millones de personas están subalimentadas, un tercio de todos los alimentos producidos cada año se pierden o desperdician.

Forrajes

  • -La tierra destinada al pastoreo y la producción de cereales para alimentar animales representa el 80% de la superficie agrícola mundial.
  • -En Europa, la producción de carne de vacuno requiere 80 veces más terreno que la producción de cereales.

Fibras

  • -La cantidad de ropa por persona adquirida en la Unión Europea ha aumentado un 40% en unos pocos decenios.
  • -La industria de la moda consume alrededor de 93.000 millones de metros cúbicos de agua al año.

Desde el Vicerrectorado de Smart-Campus, con la colaboración del Grupo de Desarrollo Rural Valle del Guadalhorce, hemos creado un calendario de frutas, verduras y hortalizas de temporada de todos los meses del año. Puedes visitarlo aquí

 

 
0
0
0
s2sdefault